Sobre Nosotros

Hacienda San Miguel de Alhama está situado junto al Parque Natural de Sierra Espuña. Pora su excelente localización y clima, así como sus modernas instalaciones y sus métodos de cultivo pioneros, es una explotación modélica. Capaz de ofrecer un aceite de Oliva Virgen Extra de calidad excepcional. Su proceso de elaboración desde la crianza de la aceituna hasta el envasado final ha sido realizado dentro de la propia finca. Controlamos desde su origen la crianza, elaboración, conservación y comercialización del aceite.

Desde sus orígenes los esfuerzos de la explotación se han enfocado a la obtención de mejor Aceite de Oliva Virgen Extra.

Nuestro Olivar

Fue en el año 1995 cuando Hacienda San Miguel plantó sus primeros olivos. Bajo un sistema revolucionario que en los años siguientes se impondría en todo el mundo conociéndose como sistema superintensivo.

Este sistema permitía la recolección mecanizada de los olivos. A su vez posibilitó cosechar grandes superficies en el momento óptimo de recolección lo cual es esencial para poder asegurar la calidad final del producto. Actualmente la finca cuenta con más de 600.000 olivos.

Con vistas a la creación de un excelente “coupage” se escogieron las variedades de olivo Arbequino y Picual. La primera aporta a los aceites unos aromas excepcionales, dulzor y suavidad. La segunda contribuye a una mayor estabilidad, un punto de amargor y picor con lo cual el conjunto adquiere equilibrio.

Con los años se han ido introduciendo otras variedades como son la Arbosana y Koroneiki.

Almazara

Hacienda San Miguel, instaló en el año 1997  su primera línea de producción de aceite en la propia finca y en los años sucesivo se han ido ampliando las instalaciones. Actualmente cuenta con los medios necesarios para clasificar y moler la oliva por variedades y calidades el mismo día de su recolección. De ésta forma se evita el deterioro de los atributos que nos ofrece la propia aceituna sana y fresca. Para almacenar adecuadamente el producto obtenido dispone de una bodega con depósitos de acero inoxidable.

Solo las mejores partidas de aceite de la finca son seleccionadas para ser embotelladas con la marca Hacienda San Miguel. Con el fin de garantizar la calidad de nuestros aceites, contamos con un equipo humano de técnicos de procesos y de campo, además de laboratorio propio realizando un control de los parámetros de la aceituna en proceso y aceite terminado.

Visita Hacienda San Miguel